Presidente de Irán cancela entrevista porque periodista no cubrió su cabeza con un velo

Presidente de Irán cancela entrevista porque periodista no cubrió su cabeza con un velo

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, canceló una entrevista porque la periodista con quien se encontraría no cubrió su cabeza con un velo. 

 

De acuerdo con la información, la periodista en cuestión es Christiane Amanpour, quien trabaja para la empresa CNN.

 

La comunicadora explicó que ya habían pactado una entrevista con el presidente de Irán, esto mientras se encontraba en Nueva York, debido a su participación en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

 

De hecho la periodista, detalló que pasaron semanas planificando la reunión y muchas horas instalando el set, sin embargo el mandatario no asistió.

 

“Después de semanas de planificación y ocho horas de instalación de equipos de traducción, luces y cámaras, estábamos listos. Pero ni rastro del presidente Raisi“, declaró la periodista.

 

Posteriormente se conoció el hecho de por la que no se presentó el presidente, y es que según explicaron, minutos de comenzar la entrevista, el asistente del mandatario de Irán se acercó al equipo de la periodista y les sugirió que las mujeres debían usar un pañuelo en su cabeza “porque son los meses sagrados de Muharram y Safar”. 

 

Sin embargo, Amanpour rechazó la petición argumentando que “estamos en Nueva York, donde no hay ley ni tradición con respecto al uso de pañuelos en la cabeza”.

 

La respuesta de Raisi fue que no realizaría la entrevista con la periodista si ella no se cubría la cabeza, a lo que respondió que “no podía estar de acuerdo con esa condición inesperada y sin precedentes”, cancelando el dirigente la reunión.

 

Cabe mencionar, que la periodista abordaría el tema de la muerte de Mahsa Amini, una mujer quien presuntamente falleció a manos de la policía que la golpeó por llevar mal el velo de su cabeza.

 

Redacción

Foto: Cortesía

 

Nota Relacionada

Mujeres iraníes que participan en las protestas se quitaron y quemaron sus hiyab