Desarrollan vacunas nasales contra Covid-19; así funcionan y estos son los beneficios

Desarrollan vacunas nasales contra Covid-19; así funcionan y estos son los beneficios

Recientemente, se informó que ya se están realizando varias vacunas nasales que ofrecen dos capas adicionales de protección contra la infección por SARS-CoV-2.

 

La idea es que las vacunas nasales puedan producir anticuerpos y atraer otros componentes del sistema inmunológico a la nariz y al tracto respiratorio superior, formando una primera línea contra la infección. 

 

Si ocurriera una infección, una respuesta local en la nariz sería más rápida que una sistemática, lo que le daría al virus del SARS-CoV-2 menos posibilidades de replicarse, esparcirse y transmitirse a otros.

 

¿Cómo funcionan estas vacunas nasales y cómo se diferencian de las intramusculares?

 

Aunque puede parecer algo innovador, lo cierto es que las vacunas nasales existen desde hace un tiempo, de acuerdo a Flavio Salazar, director del Instituto de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), este tipo de vacunas se utiliza desde hace años contra la influenza y el resfriado común.

 

A diferencia de las vacunas intramusculares que producen una respuesta inmune sistémica, las nasales generan inmunidad local en el lugar donde entra el virus, además de que evita que éste se esparza en la mucosa nasal y afecte los pulmones.

 

De hecho para Mario Rosemblatt, inmunólogo y director de la Fundación Ciencia & Vida, sería ideal tener vacunas nasales, “Tener una vacuna que disminuya la cantidad de virus en la vía respiratoria no solo haría que la persona se enferme menos, sino que también contribuiría a reducir la transmisión.”



 

Vacunas nasales contra la COVID-19

 

De acuerdo con la revista Science, actualmente se desarrollan siete vacunas nasales contra la COVID-19, estas están hechas con virus atenuados, de vectores virales e inclusive de otros virus que generan inmunidad contra esta enfermedad.

 

Vacunas atenuadas

Para diseñar las vacunas atenuadas se utilizan los virus patógenos o alguno que sea muy parecido y se mantienen activos pero debilitados.  Las vacunas contra la varicela y contra el zóster son ejemplos de este tipo. 

 

Vacunas basadas en vectores virales

Para diseñar este tipo de vacunas se utiliza un virus inocuo para transportar fragmentos específicos (llamados «proteínas») del agente patógeno de interés con el fin de que estos induzcan una respuesta inmunitaria sin llegar a causar la enfermedad. La vacuna contra el ébola es una vacuna basada en un vector vírico. 




¿Quién está desarrollando vacunas nasales contra Covid-19?

 

el laboratorio chino CanSino Biologics es uno de los que están más adelantados en el tema, de hecho el mes pasado, presentaron la primera vacuna contra la COVID-19 basada en inhalación, la cual ya fue aprobada para su uso de emergencia en China.

 

Aparte de los avances del grupo asiático, otros centros de investigación de España, Rusia, Reino Unido, entre otros, también se encuentran trabajando en este tipo de vacunas nasales con distintos grados de desarrollo.

 

Por ejemplo, la farmacéutica británica AstraZeneca, en marzo pasado anunció que pondría en marcha un estudio para investigar la respuesta inmune de su vacuna nasal contra la COVID-19.

 

Cabe mencionar, que la producción de vacunas nasales también pone sobre la mesa un nueva estrategia de inmunización que consiste en combinar la vacuna intramuscular con una dosis de refuerzo nasal. 

 

Redacción

Foto: Cortesía

 

Notas Relacionadas

Avanza velozmente variante Delta en México, domina en un 67% de los casos